Albacete y Villamalea participan en la campaña “Juntos Reciclamos Vidrio”, una acción puesta en marcha para conmemorar el Día Mundial del Medio Ambiente, impulsada por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y Ecovidrio, entidad sin ánimo de lucro que gestiona el reciclado de envases de vidrio en toda España, en colaboración con el Ayuntamiento de Albacete.

Este reto solidario se plantea el objetivo de reciclar un total de 6 toneladas de envases de vidrio entre 10 municipios de Castilla-La Mancha, dos de cada una de las provincias de la región, entre los días 5 y 19 de junio. En la provincia han sido elegidos para participar en este reto Albacete y Villamalea.

Para contribuir a conseguir este propósito, Ecovidrio ha instalado en las localidades participantes un total de 20 iglús vinilados con el diseño de la campaña. En Albacete estos contenedores están ubicados en el Paseo de la Libertad y en la Avenida de España esquina con el Paseo de la Circunvalación.

Para poner en valor los beneficios medioambientales y sociales del reciclaje de envases de vidrio, el reto tiene un fin solidario: si se superan las 6 toneladas de envases de vidrio recicladas, Ecovidrio hará una donación de 6.000 euros a Cruz Roja para la entrega a familias vulnerables de productos que contribuyan a la reducción del consumo energético y de agua de sus hogares, como bombillas LED, perlizadores, burletes o protectores para ventanas.

El vidrio que se deposita en los contenedores se recicla al 100% y se utiliza para la fabricación de nuevos envases, de forma indefinida y sin perder las propiedades originales. Reciclar vidrio es un elemento clave en la lucha contra el cambio climático. Al usar calcín – vidrio reciclado – en la fabricación de nuevos envases se evita la extracción de materias primas de la naturaleza, evitando la erosión de los suelos y la deforestación de nuestro entorno. Además, se minimiza la emisión de CO2 en el proceso de fabricación, se ahorra energía y evitamos el crecimiento de los vertederos.

Según los últimos datos oficiales de 2019, los castellano-manchegos reciclaron un total de 28.886 toneladas de envases de vidrio en toda la comunidad, lo que supone que cada persona recicló una media de 14,2 kilogramos de este material, unos 49 envases por persona. Castilla-La Mancha cuenta con un total de 9.670 contenedores, un ratio de 1 iglú por cada 210 habitantes.