Castilla-La Mancha es una de las 118 autoridades locales y regionales que formarán parte de la ‘Misión de Adaptación al Cambio Climático’. Un grupo de expertos en materia circular ha situado a la región como una de las más avanzadas en cuanto a normativa en Economía Circular se refiere.

La misión tiene como objetivo fomentar el desarrollo de soluciones innovadoras para adaptarse al cambio climático y liderar la transformación de la sociedad hacia una resiliente, climáticamente hablando, en 2030. Por lo tanto, esto es un gran punto de partida para que nuestra región continúe avanzando en aspectos medioambientales.

La ‘Misión de Adaptación al Cambio Climático’ se concreta en tres objetivos específicos:

  1. Comprender, preparar y gestionar mejor los riesgos y oportunidades climáticos.
  2. Acelerar las transformaciones hacia un futuro resiliente al clima apoyándose en la creación de vías de innovación y prueba de las posibles soluciones.
  3. Demostrar las transformaciones sistemáticas de la resiliencia climática.