“Separa siempre. Úsalos bien”, es el lema de la campaña que la Concejalía de Sostenibilidad del Ayuntamiento de Albacete ha puesto en marcha este año para tratar de implicar a la ciudadanía todavía más el reciclaje de residuos, recordando las indicaciones básicas para separar debidamente los residuos y depositarlos en el contenedor adecuado.

El recién estrenado mes de abril está dedicado a los envases de cristal, un residuo del que en 2020 se recuperaron a través de los contenedores que hay en las calles de la ciudad un total de 2.134.550 kilos, cantidad algo menor que con la que se cerró el año 2019 (2,2 millones de kilos), pero similar a la que se recuperó en los años anteriores.

Con estas cifras de vidrio reciclado, cabe subrayar que cada albaceteño reciclo 12,2 kilos de este residuo, cantidad que se asimila a unos 41 envases recuperados.

Desde la Concejalía de Sostenibilidad se valora el compromiso de la ciudadanía con el medioambiente, pues aun en un año marcado por la Covid como fue 2020, lleno de incertidumbre y dominado por la crisis sanitaria, “los ciudadanos han mantenido en buena medida el gesto de ir a diario al iglú más cercano de su casa, a depositar los envases de vidrio, un compromiso con el reciclaje que es muy de agradecer”, ha valorado el concejal del área, Julián Ramón.

No obstante, el concejal de Sostenibilidad ha animado a la ciudadanía a mantener su compromiso e ir más allá, para superar botella a botella, envase a envase, las ratios de reciclaje de la ciudad, pues aún quedan por debajo del promedio nacional.

Para facilitar el reciclaje, en Albacete hay 537 contenedores para depositar los residuos de vidrio, de los que 19 se sitúan en las pedanías y el resto en la capital. El contenedor verde, tipo iglú, es el más frecuente, identificado ya por la población como el espacio para depositar el vidrio para su reciclaje, si bien hay otros 67 contenedores soterrados.

Tan importante como depositar el vidrio en el contenedor verde, es hacerlo debidamente. Por eso, desde la Concejalía de Sostenibilidad se ofrecen unas pautas a tener en cuenta, como la petición para que no se depositen tapas, tapones y bolsas de plástico junto a las botellas de vidrio.

Por el contrario, los residuos que sí está indicado depositar son las botellas, botes, frascos, tarros y otros envases de vidrio de alimentación y bebidas, cosmética, colonias…

Igualmente, aunque estén fabricados con cristal, no deben depositarse en este contenedor residuos como vidrios planos, espejos, lentes, bombillas y tubos fluorescentes, cerámica y porcelana y platos y vasos de cristal.

Por último, desde la Concejalía de Sostenibilidad se recomienda a la población que vacíe completamente los envases de vidrio antes de llevarlos al contenedor para evitar derrames y suciedad, igual que también se sugiere que se evite depositarlos durante la noche para evitar molestias por ruido al vecindario.